El gobierno DESCARTO un cuarto pago del IFE y busca otras alternativas

Por Admin / hace 4 meses / 5 Comentarios ».

El gobierno DESCARTO un cuarto pago del IFE y busca otras alternativas

En esta oportunidad te contaremos lo que el gobierno aclaro sobre un cuarto pago del IFE. El gabinete llevo a cabo una reunión para preservar la asistencia estatal económica para hacer frente a la emergencia económica, y cuyo eje se encuentra en la contratación de mano de obra de los sectores que se vieron más afectados por la crisis. 

El gabinete debía admitir que no se va a llevar a cabo una cuarta entrega del bono extraordinario de $10.000 a los más de 8,8 millones de personas beneficiarias del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) arreglado al inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) para hacer frente a la caída de ingresos que ocurrió debido a que, en los sectores mas desprotegidos no se permitía circular por la pandemia del coronavirus (Covid-19).

El lunes pasado, el Gobierno citó a representantes del mundo empresarial, sindicalistas y referentes de organizaciones sociales y movimientos populares a una reunión desarrollada del gabinete económico que organiza la Casa Rosada para demostrar que sigue vivo el Pacto Social que fue programado en el mes de diciembre de 2019, y así presentar el apoyo de los sectores productivos y los trabajadores después de semanas con resultados malos para el mandato de Alberto Fernández, ya sea en materia económica como en los encuentros con la Corte Suprema de Justicia, el campo, la oposición y también los medios de comunicación.

La convocatoria al Pacto Social va a definir los detalles de la cuarta edición del pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). No obstante, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) tuvo que explicar que esto no era así. Es más, el ente que es administrado por María Fernanda Raverta informo hace unos días que el cuarto pago del IFE iba a ser diluido cuando se comunique el calendario de pagos de octubre, el cual empieza el 8 del mes corriente, sin un calendario de cobros para los monotributistas categoría A y B, empleadas domésticas, trabajadores informales o desocupados, y beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que son parte del universo de beneficiarios.

Hay dos razones por las que se posponen los mecanismos de asistencia en lo inmediato, las cuales son: una económico-fiscalista, debido a la gran distribución que provoca el mismo (Se evalúa que un mes de entregas del IFE, es equivalente a tres pagos del ATP destinado a empresas), y otra de naturaleza epidemiológica y socio laboral: muchas personas funcionarias  entienden que como fue diseñado, no tiene sentido seguir entregando el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 debido a que en muchos sectores donde se regrese a la “nueva” vida normal, las personas beneficiarias van a retomar su actividad y van a tener ingresos propios.

Por otra parte, el Gobierno admite que no tiene el material metodológico, el tiempo ni los bienes para “peinar” el universo de personas beneficiarias y hacer discriminación entre las personas beneficiarias que sí pudieron retomar su actividad y entre las que no. La emergencia sanitaria influye en cada provincia y, debido a ello, se debe trabajar cuidadosamente para alcanzar a la persona más vulnerable.

La contraproposición que realiza la Casa Rosada, en cambio, pasa por llevar a cabo lo más antes posible la acreditación de bienes que afectan gravemente el empleo de mano de obra mediante proyectos de infraestructura, rutas y más, y que requieren una contraprestación de la persona beneficiaria.

Por eso, se focalizan en fortalecer los programas “Argentina Hace”, ”Argentina Construye”, y ”Potenciar Trabajo”, que son saldados por los ministerios de Obras Públicas, Desarrollo Territorial y Desarrollo Social, correspondientemente, casi 90.000 millones de pesos argentinos, aproximadamente el costo de una entrega del IFE, y animar al empresariado local a invertir en proyectos o instrumentos financieros como aquellos que se presentaron la semana pasada con el fin de desinflar la presión sobre el dólar.

 

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *